martes , noviembre 21 2017
Casa / Variedades / Literaria / Peregrino Cósmico, poesía para develar las incertidumbres del Universo

Peregrino Cósmico, poesía para develar las incertidumbres del Universo

Este es un libro  investido de lo fantastico, lo sagrado, el misterio y lo extraño que encierra el Universo.  Es  poesìa que se adentra por las miles de estrellas y  galaxias que conforman  el ilimitado Universo. Son textos escritos por el caroreño Fausto Izcaray desde la brevedad, casi telegràfica, de una majestuosa  palabra en versos libres o en prosa.Una obra que nos motiva multiples visiones, entre èstas la de las facultades extrasensoriales del ser humano que inevitablemente atraviesan el libro aunque sea de forma tangencial. Pese a sus ignotos temas no deja de ser poesia sencilla por sus destellos meditativos que elevan a instancias superiores,  bien sea desde el estado espiritua o fìsico. Esa es la constante de este libro que envuelve al lector con el hechizo de la palabra. La otra idea prevaleciente, a partir del poema de la contraportada, es la del cambio para lo cual el autor alude a la brùjula que le permitiò al hombre orientarse en sus viajes para conocer otros mundos. Es la idea del hombre que no se conforma con contemplar las estrellas sino que establece una relaciòn transformadora con las mismas, propio de la Modernidad y negado durante la Edad Media con su tirànico dogmatismo.

   La levitacion es una facultad de la mente humana mediante la cual el hombre puede elevarse y desplazarse a espacio abierto. Se dice que Jesucristo la poseia y puso en practica en una ocasión en que estuvo frente al mar y se adentrò sobre sus aguas para sorpresa de los presentes.  En la Tierra la fuerza de gravitavion le proporciona peso a la materia lo que permite su estabilidad, en cambio en el espacio extraterrestre la misma no existe por lo que los cuerpos flotan en una especia de levitacion, precisamente lo que recorre las paginas de esta obra. Es por ello que la flotaciòn està asociada a la tranquilidad espiritual. Otra facultad extrasensorial es la omnipresencia, es decir la posibilidad de estar en varios sitios a la vez estudiado por la fisica cuantica. Lo apreciamos en el poema 23 en el cual nos dice:  Vivo al mismo tiempo,/ en muchos planetas.

  Por medio de la matemàtica el autor titula cada uno de los poemas  enumerando cada texto del 1 al 50.  Apela a la figura literaria de humanizar el  conjunto de astros, entre estos la Luna, a los que dota de  vida. Esta  aventura  la iniciamos a partir del numero 3 el cual refiere el invento de la brujula para la orientaciòn correcta del hombre en sus viaje. Hecho que luego lo llevarìa al telescopio para observar el ilimitado Universo con sus cientos de millones estrellas y  galaxias. En el numero 7 el poeta empreña a la Luna  lo que equivaldria a visitarla, en el 8, 9 y 10 a a la fuerza centripeta, la sed cosmica  y los atomos del Sol. Del 16 al 18 la influencia de las nuevas tecnologias en la azarosa vida del hombre que hoy depende para todo de la computadora.El 20 el drenar las penas mediante la succiòn por un agujero negro que se alimenta de absolver la energia de las estrellas. Llegamos al 21 en el que al Dios Shiva, el creador del nuevo Univers, le increpa su indiferenciaante el dolor humano.El 37 nos presenta la ambivalencia de sentimientos del hombre entre el odio y el amor.

La chispa filosòfica

    En la poesia de Izcaray encontramos una profundidad y sensibilidad filosòfica con atisbos del pensador chino Lao Tse (571 a. a. C.), acusado por los comunistas chinos de ser un ideòlogo  de los terratenientes por su condena a las guerras, ideologias e intervenciones que, segùn èl, solo benefician a una minoria.Parte de dicha influencia la constatamos en los nùmeros 26, 27, 28 y 29. En los mismos el contenido y mensaje son plasmados  implicitamente cuando plantea que quedarse quieto y no hacer nada es  una forma de hacer aunque parezca una contradicciòn. Tambien dejar de ser para ser de verdad que registra el numero 46.  Es la  palabra para trasmutar a confines lejanos donde apenas hacemos una pausa por lo ilimtado del Universo, el escenario inventado para estos excelentes poemas. La suya es poesìa al margen de los convencionalismos linguisticos, pero con el embeleso de una ritmicidad y fugacidad  verbales. Poemas rigurosos por la temàtica que los origina pero a la vez muy frescos y contagiosos con la expresividad de las metaforas, que, al fin y al cabo, hacen este arte.

  Con Peregrino Còsmico, publicado en  2008 por la Fundaciòn Teatro lirioDiaz,  su autor se une a la tradicion caroreña de esos trabajadores de la palabra que le han conferido esplendor a su gentilicio, entre algunos:Cecilio Zubillaha Perera, Juan Oropesa, Alì Lameda, Juan Pàez Àvila, Rafael Montes de Oca Martìnez, Luis Beltràn Guerrero, Hèctor Mujica, Fedèrico Àlvarez. Un poeta que abraza el oficio de la palabra a partir de la astronomia,la astrologìa, la fisica y la parasicologia. Ello aunque sea una razante aproximaciòn oscilante entre la especulaciòn (astrologìa) y lo cientìfico (astronomìa). Versos que nos remiten a Julio Cortàzar, quien en una ocasiòn relataba a Radio Francia Internacional el misterio que suscita la contemplaciòn desde un barco de la inmensidad del mar y el horizonte.  En el Universo ocurre con esa perpetua oscuridad rota por el titilar de alguna estrella que ha muerto pero que tardiamente vemos en la tierra. Izcaray hace poesìa a partir de  la inmensidad del Cosmos que los primeros astrònomoss medievales contemplaron con el riesgo de ser quemados en la hoguera por la Inquisiciòn..

Freddy Torrealba Z. 

Compruebe también

Solteras indisponibles llegó a las salas de cine venezolano

“Solteras indisponibles”, en dos semanas, se ha convertido en la segunda película más vista y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.