martes , noviembre 21 2017
Casa / Variedades / Salud / Si el virus ataca en el primer trimestre aumenta el riesgo de microcefalia infantil.

Si el virus ataca en el primer trimestre aumenta el riesgo de microcefalia infantil.

El zika es una verdadera amenaza para los bebés de las embarazadas. Es tan grave que la Organización Mundial de la Salud lo declaró ayer “emergencia sanitaria mundial”.

La mayor alarma es porque se ha vinculado al zika -virus transmitido por el zancudo Aedes aegypti- con el nacimiento de bebés con microcefalia, nacidos de madres que sufrieron el virus especialmente en el primer trimestre de embarazo. La microcefalia causa que la parte superior de la cabeza no crezca como es debido. Dependiendo de la gravedad, puede causar retraso cognitivo, dificultad en coordinación y equilibrio y distorsiones faciales, entre otras manifestaciones de por vida.

Las autoridades venezolanas aún no han hecho recomendaciones para que las embarazadas eviten el zika ni tampoco un protocolo para el virus. Sin embargo otros países sí se han manifestado puntualmente al respecto.

En el caso de Brasil, el país más afectado, su gobierno repartirá gratuitamente repelente antizancudos a sus 400 mil gestantes y está analizando permitir durante un año el aborto en casos de microcefalia, mientras que Colombia, El Salvador, Jamaica y Ecuador han sugerido a las mujeres postergar los planes de embarazo entre seis meses y dos años. Por su parte, Argentina ha decidido reducir en 30% el precio de los repelentes contra insectos.

Para Ana Carvajal, infectóloga y especializada en embarazadas con VIH y otras enfermedades, le parece conveniente la recomendación de posponer la maternidad hasta que pase la expansión de la epidemia. “Claro que siempre estará presente, porque es un virus transmitido por mosquitos pero, con la inmunización natural de la población, la incidencia disminuirá”, explica.

A su decir, es “muy importante” que el Ministerio de la Salud venezolano ofrezca las orientaciones pertinentes para tranquilizar a la población y para que el personal de salud sepa cómo tratar a pacientes sospechosos de zika, especialmente a embarazadas y personas con síndrome de Guillain- Barré, otra de las consecuencias neurológicas del zika.

Las recomendaciones

Ana Carvajal asegura que el primer trimestre de gestación es el más riesgoso si a una embarazada le da zika. La mayoría de las microcefalias se han reportado en mujeres afectadas en los primeros tres meses de embarazo.

En Brasil, el país con más casos de zika en Latinoamérica, la incidencia de la microcefalia se ha incrementado 30 veces desde que apareció el virus. Por ello, aunque no se ha comprobado científicamente el vínculo, se cree que el zika potencia esta malformación.

Basándose en los primeros reportes de zika en Venezuela, Carvajal calcula que los primeros casos de microcefalia en el país podrían aparecer en marzo de este año.

“Si la mujer puede postergar los planes de tener un hijo, mejor. Pero si ya está embarazada debe extremar las medidas de protección contra el zancudo, usando pantalones, camisas manga larga y zapatos cerrados, usar repelente recomendados para embarazadas (si puede encontrarlo), recurrir a mosquiteros y telas metálicas o evitar abrir las ventanas sobre todo en la noche.

Si percibe síntomas de zika -conjuntivitis no purulenta, fiebre leve, dolores en coyunturas y sarpullido parecido a la rubéola- debe ir de inmediato al médico. Por su parte, el personal de salud debe evaluar también la posibilidad que sea dengue o chikungunya.

“El diagnóstico de zika en embarazadas es prioritario, al igual que en casos de Guillain-Barré”, dice Carvajal y recomienda que se realice con prueba de CPR en tiempo real, Este test sólo está disponible en el Instituto Nacional de Higiene, que ya está recibiendo muestras para su consideración.

Al momento de nacer el bebé de una embarazada que padeció zika, es importante realizarle un despistaje del virus pues ya se dio el caso de un niño cuya madre le transmitió el zika por vía perinatal.

OMS DECLARA AL VIRUS ZIKA COMO EMERGENCIA MUNDIAL

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó ayer que el virus del zika es el principal sospechoso de la multiplicación de malformaciones congénitas en América Latina y declaró una emergencia sanitaria mundial.

Tras una reunión excepcional de su comité de urgencia, la OMS dijo que existe una relación “fuertemente sospechosa” entre este virus, transmitido por un mosquito, y el aumento excepcional en América Latina de casos de microcefalia, una malformación congénita en niños que nacen con una cabeza y un cerebro anormalmente pequeños.

En consecuencia y aunque la relación aún no pudo ser “probada científicamente”, la OMS decidió declarar la situación de “emergencia sanitaria internacional”.

“Todos estuvieron de acuerdo en la necesidad de coordinar los esfuerzos internacionales para investigar y comprender mejor esa relación”, declaró la directora de la OMS, Margaret Chan.

“Lo que es una amenaza -y por eso una emergencia internacional- son los dos grupos de casos de microcefalia en Brasil actualmente y los que ocurrieron en la Polinesia Francesa en 2013 y 2014”, dijo a su vez el presidente del Comité de Emergencias, David Heymann.

En 2013 hubo en ese territorio francés una epidemia de virus del zika, pero como en el 75 % de los casos la dolencia es asintomática y en el resto los efectos son leves, la comunidad internacional no le dio la mayor importancia.

Durante esa epidemia se dieron casos de microcefalia.

Lo que comenzó como una sospecha se transformó en alarma en Brasil y el mundo al relacionar el virus zika con los miles casos de microcefalia que se han producido en los recién nacidos de las embarazadas que han padecido esta enfermedad.

Luego de diversos estudios, en los que no se han determinado con exactitud la relación, la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró que es posible que exista un vínculo entre el zika y este inusual defecto congénito, aunque aclaró que hasta estos momentos la evidencia ha sido circunstancial. Al mismo tiempo aseguró que continúa con los estudios para comprobar tal relación.

La microcefalia es una afección en la cual la cabeza del bebé es mucho más pequeña de lo esperado. “La microcefalia puede ocurrir porque el cerebro del bebé no se ha desarrollado adecuadamente durante el embarazo o dejó de crecer después del nacimiento, lo que produce un tamaño de la cabeza más pequeño. La microcefalia puede ser una afección aislada, lo que significa que puede darse sin que ocurran otros defectos graves, o puede presentarse en combinación con otros defectos congénitos graves”, explica un documento del Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés).

Explica que los bebés que nazcan con esta afección pueden tener diversos problemas entre los que destacan las convulsiones retraso en el desarrollo, discapacidad intelectual, dificultad para tragar, problemas de vista y de equilibrio.

La microcefalia puede ser diagnosticada durante el embarazo (con ecografía) o después que nazca el bebé midiendo la circunferencia de la cabeza.

Esta afección dura toda la vida, No existe una cura, ni un tratamiento estándar. Los bebés que posean microcefalia leve con frecuencia no presentan problemas, pero quienes padezcan la forma grave necesitarán atención y mientras más temprano mejor debido a que así mejorarán sus capacidades físicas e intelectuales.

Actualmente diversos gobiernos exhortan a las mujeres a no salir embarazadas para evitar casos de microcefalia que pueden ser producidos por el virus zika.

Compruebe también

8 usos del vinagre blanco que no podrás creer

Gracias a los vapores que emite el vinagre blanco puede ser un remedio muy eficaz …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.