viernes , diciembre 15 2017
Casa / Lara / Especiales / “Paquita” ayuda a paliar el hambre pero necesita más control
Hombres y mujeres acuden diariamente para recibir la “papa”

“Paquita” ayuda a paliar el hambre pero necesita más control

Luis Edgardo Marchán

Fotos: Osmar Pérez

Desde el pasado mes de mayo del año en curso, por iniciativa del gobernador Henri Falcón a través de la Fundación Solidaridad presidida por Milagros Matos, centenas de personas de diferentes extractos sociales pueden ingerir un plato de alimentos de manera gratuita.

Sin egoísmo. Este beneficio para la mayoría es un propósito noble dirigido a las personas con pocos ingresos económicos y en situación de calle donde la alimentación es una de las problemática a enfrentar; para otros, si bien es paliar de manera temporal el hambre, es una medida populista y con fines netamente político electoral. Sin embargo el egoísmo ante programa de esta naturaleza no debe oscurecer las buenas intenciones, pero indudablemente para los barquisimetanos, debe ser revisado y controlado para ser dirigido a los más necesitados.

Variedad. Este programa está establecido en todos los municipios de esta entidad federal y en una primera fase tenía proyectado la atención de más de 3 mil personas diarias. Inicialmente se trataba de un plato de sopa, de diferentes variedad de lunes a viernes a partir de las 11:00 a.m; sin embargo la fundación como entidad rectora ha ampliado el menú y en las últimas semanas se han entregado dos arepas rellenas, con variedad diaria, un vaso de jugo y una fruta.

Supervisión. Uno de los entes incorporados a este programa es el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria, el cual conjuntamente con especialistas en nutrición y la propia fundación,  supervisa constantemente la preparación de alimentos.  El personal encargado para entregar esta alimentación ha sido orientado en diferentes talleres relacionados al manejo de alimentos; el tratamiento para su uso adecuado; las condiciones  de ambiente, temperatura y tiempo de exposición a los fines de garantizar una comida sana y balanceada.

Viveza criolla. Como dice el refrán “De todo hay en la viña del Señor”, es inobjetable la presencia de personas haciendo las colas, quienes no necesitan ingerir estos alimentos por contar con cierto poder adquisitivo, aún cuando el programa “Paquita” no es excluyente. La viveza criolla se hace presente a la hora de las colas cuando este tipo de personas se aprovecha de la bondad gubernamental dejando sin comida a indigentes, en situación de calle, de la tercera edad y desempleados, entre otros.

Compruebe también

Apatía gubernamental oscurece las Navidades en Barquisimeto

Luis Edgardo Marchán Fotos: Osmar Pérez Los barquisimetanos y visitantes en épocas anteriores esperaban con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.