martes , noviembre 21 2017
Casa / Lara / Crónica / Médicos cubanos: Llegaron a Venezuela y consiguieron la muerte
El fisioterapeuta quedó tendido con múltiples disparos en el estacionamiento

Médicos cubanos: Llegaron a Venezuela y consiguieron la muerte

José Escalona

En abril de este año se cumplieron 14 años desde la creación de Barrio Adentro. El proyecto fue promovido por el exmandatario bolivariano Hugo Chávez, para responder a las necesidades de atención médica en las zonas más precarias o remotas del país. Se destaca por recurrir principalmente a médicos cubanos.

Más de un centenar de cubanos adscritos a la misión médica que Cuba desarrolla en Venezuela han fallecido en el país. La mayoría de las causas han sido por accidentes de tránsito y asesinatos.

Muchos de ellos llegaron a Venezuela, aprovechando el convenio, en busca de nuevos horizontes, lejos de la tierra que los vio nacer. Huyen de un país donde el éxito no sea mal visto y sea apreciado. Donde la educación tenga un valor y sobre todo no exista el castrismo ni marxismo, sino una democracia pluripartidista con igualdad de oportunidades para todos sus habitantes.

No aguantó. Aprovechó lo que parecía ser una oportunidad para huir. A principios de 2006, Manuel Caldera se enroló en el proyecto de salud venezolano Barrio Adentro. Pensaba hacer carrera en el país bolivariano que finalmente tuvo que dejar después de tan sólo tres años por la violencia, inseguridad y asesinatos que habían sido víctimas sus compatriotas.

Con esas características del proyecto en mente, el médico viajó a Venezuela. Pero la realidad con la que se encontró fue muy distinta al “camino a la libertad” que él se había imaginado en un primer momento.

“Un día llegó un paciente, un malandro como le llaman en Venezuela, que estaba casi muerto. Le habían metido tres tiros en una riña. El CDI no era para ese tipo de cosas. Yo estaba de guardia y les dije que se fueran al hospital. Los amigos de ese señor nos secuestraron en ese CDI. Teníamos que salvarlo de cualquier manera”, señaló el médico cubano.

El episodio no terminó ahí. “Al día siguiente, nos montaron la cacería en el consultorio. Nos querían matar”, recordó Caldera que no había podido salvar a su paciente.

Decidió irse a Estados Unidos, a lo que el gobierno venezolano no puso ninguna traba. “La revolución de los venezolanos es corrupta, siempre ha sido corrupta, más que la cubana”, remarcó el médico.

Compruebe también

Quebrada de El Ujano requiere de limpieza

Vecinos de la zona exigen a las autoridades gubernamentales a recuperar ese canal Wuillians Salgado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.