jueves , diciembre 14 2017
Casa / Lara / Crónica / En tiempo de crisis: La prostitución se ha convertido en una alternativa laboral
Muchos hombres ofrecen sus servicios por las redes sociales y páginas web

En tiempo de crisis: La prostitución se ha convertido en una alternativa laboral

José Escalona

El incremento del nivel de la prostitución en Venezuela durante el 2017 responde a muchos factores; el principal es la economía, pues el poder adquisitivo cada vez se hace más cuesta arriba y muchos han emprendido este camino que por sólo el intercambio de algunos fluidos corporales y el dedicado recorrido a la piel de un extraño, se ha convertido en unas de las alternativas laborales de cientos de venezolanos.

Aunque anteriormente esta profesión sólo buscaba la acumulación de bienes y lujos, ésta ahora pasó, en muchos casos, a ser el principal ingreso monetario de algunos venezolanos para llevar el pan a la mesa de sus casas.

Las plazas de las principales ciudades como Barquisimeto, Valencia, Caracas y Maracaibo, las luces que alumbran las aceras de las avenidas, la intimidad de los centros nocturnos y la facilidad de las redes sociales son el escenario perfecto de la prostitución en Venezuela, allí sus protagonistas, quienes en su mayoría gozan de cuerpos agraciados, captan a quienes serán sus posibles clientes.

“Leonela”. Tiene 31 años y su figura es de esas que encandilan tan solo con verla. Su llegada al mundo de la prostitución comenzó ocho años atrás cuando tuvo que caminar 12 calles para llegar al lugar donde actualmente trabaja. Hoy en día maneja la nómina de sus compañeros de trabajo y de noche la satisfacción de extraños.

“Comencé a prostituirme a los 24 años. Iba en la noche de regreso a mi casa y un carro me tocó corneta varias veces, pero yo lo ignoré, antes no había tanta inseguridad como ahora pero para una mujer una situación de esas implica riesgos. Pasaron dos días en los que ocurría lo mismo, hasta que un hombre llegó el lugar en el que trabajo (una tienda) allí fue cuando vi que era el hombre de la camioneta, quien estuvo insistiendo durante varios días hasta que accedí. Me ofrecía dinero y yo lo acepté, así sucedió progresivamente hasta que un día me dijo que tenía otros amigos que tal vez me convendría conocer”, comentó Leonela.

Para Leonela el panorama era esplendido, lo que con su trabajo no podía conseguir con esta alternativa sí, por lo que asegura que satisfacer la necesidad de querer más y más la llevó por el camino en el que transita ahora.

“Me contactó con otros hombres, señores mayores y casados con lo que no habría ningún riesgo, me tocó aprender a bailar desnuda para seducirlos porque yo tenía, mejor dicho lo que aun tengo, lo que sus esposas no, juventud y por eso me pagan más”, manifiesta Leonela.

En cuestión de costos para una noche de compañía los precios pueden variar rotundamente, todo va a depender de las exigencias del cliente y de la disposición de algunas ventajas para el encuentro como lo es vehículo y lugar. Indicó que por apenas unas largas dos horas para ella, pero escasas para sus clientes, el pago puede pasar de los 500 mil bolívares.

Compruebe también

En está navidad el Niño Jesús aún no se ve en la calle

La crisis que se vive en Venezuela está acabando hasta con los sueños de los niños, quienes son …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.