martes , noviembre 21 2017
Casa / Lara / Especiales / Reparar un caucho afecta el bolsillo de los barquisimetanos
“Las chivas” se encuentran más baratas

Reparar un caucho afecta el bolsillo de los barquisimetanos

Actualmente todo se encuentra costoso, la inflación ha causado que el estilo de vida de los venezolanos disminuya considerablemente

Nayeli Marquina/Pasante

Fotos: Pedro Asuaje

Actualmente hacerle mantenimiento a los vehículos se convierte en una preocupación para los barquisimetanos, puesto que llevar el carro a una cauchera implica gastar cierta cantidad de dinero y las personas se debaten entre comprar alimentos o arreglar el automóvil.

En la ciudad de Barquisimeto abundan las caucheras que realizan el servicio de montaje, balanceo y el costo no es muy alto, sin embargo, los clientes buscan los cauchos usados y estos si son más caros y el tiempo de duración no es muy óptimo.

A esto hay que agregarle el monto de las reparaciones y la montura, dependiendo si es un carro pequeño, camioneta o una buseta; también se puede encontrar precios variados en los diferentes establecimientos, generalmente se localizan en las zonas populares de la ciudad.

El costo para reparar un caucho se ubica en 6.000 bolívares si es un carro pequeño, mientras que para una camioneta puede costar hasta 18.000 bolívares este valor va a depender del daño que tenga el neumático.

Combos. En las caucheras están optando por realizar el servicio completo para que al cliente no le salga tan costoso a la hora de cancelar, estos  incluyen; montaje, balanceo, reparación de caucho, y si el usuario lo prefiere se puede conseguir el neumático a medio uso.

314.000 bolívares puede gastar una persona que quiera realizar mantenimiento completo a un carro pequeño, este monto es si incluye el caucho, si el cliente lo lleva, sólo va a pagar los gastos de la reparación y el montaje que serian 14.000 bolívares.

Prefieren reparar. Las personas manifiestan que hacerle mantenimiento al carro implica gastar un poco más pero es necesario para poder trasladarse hasta sus trabajos, puesto que les sale más económico que pagar pasaje todos los días en un transporte público.

Con el nuevo aumento del pasaje es preferible comprar un caucho que les pueda durar un poco más de tiempo, debido a que en ocasiones se tiene que pagar más de un rapidito.

Disminución de clientes. Los trabajadores manifestaron que desde un tiempo para acá la afluencia de personas ha bajado mucho, ya no están reparando los carros porque prefieren usar ese dinero para adquirir otros productos de primera necesidad.

Por otra parte, algunas caucheras han tenido que hacer reducción de personal porque con la falta de clientes no alcanza para pagarles el salario a todos, sólo se están quedando con los necesarios. Cada  negocio cuenta con dos o tres trabajadores.

Compruebe también

Quebrada de El Ujano requiere de limpieza

Vecinos de la zona exigen a las autoridades gubernamentales a recuperar ese canal Wuillians Salgado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.