jueves , diciembre 14 2017
Casa / Lara / Especiales / En Carora: Verduderos realizan ajustes diarios por la inflación

En Carora: Verduderos realizan ajustes diarios por la inflación

María Gabriela Piña

Fotos: Dimas Piña

La situación económica en Venezuela ha afectado al 70% de los comerciantes, productores, buhoneros, artesanos, ventas de comidas rápidas, en fin a todos. Por lo tanto, los que tienen el oficio de vender verduras no quedaron por fuera en esta inflación que se vive cada día en todo el país.

Al menos un 75% es lo que les ha bajado las ventas a estas personas, la falta del efectivo los tiene en un triste desconsuelo por no poder obtener las mismas ganancias como hace algunos años atrás.

Durante recorrido por la avenida Francisco de Miranda específicamente por la cera de la escuela Ramón Pompilio Oropeza se pudo observar la desesperanza, decepción, intriga y  los ánimos por el piso en las caras de las personas que se encargan de vender verduras. Así como también, se pudo observar la ausencia de muchos puestos que han dejado de laborar por el simple hecho de que ese negocio ya no genera ganancias y que es un trabajo casi de 24 horas por siete días.

Marcial Ramírez comentó que la venta de las verduras es una locura “hoy la cesta de tomates esta en 200 mil bolívares, mañana ya vale 300 mil”. Por otra parte, dijo que el aguacate y el cambur que era lo que estaba más accesible para el consumidor se fue por las nubes. Igualmente, apuntó que el aguacate se lo están llevando para Colombia como todos los productos venezolanos ya que en el país vecino se le puede obtener mejor ganancia que  aquí.

Ramírez hizo hincapié “ahorita las personas prefieren comprar cinco kilos de yuca que comprar una harina pan que vale 30 mil bolívares. La yuca, rinde más que la harina en una familia numerosa”.

Igualmente, Yenny Torbello, propietaria de un establecimiento, aseguró que las verduras están incomprable “hoy compras un precio, mañana tienes otro. La plata no alcanza para poder invertir, un saco de zanahoria vale un millón de bolívares, tengo el kilo en 25 mil pero no veo la ganancia”.  No obstante, Torbello apuntó que el Alcalde los ha querido desalojar del lugar “él en vez de reubicarnos, de ponernos en un lugar donde podamos aceptar las transferencias porque quien tenga una caima en un negocio puede ir preso”.

José Álvarez, encargado de un puesto de verduras, expresó que los precios están por las nubes que cada día que pasa aumentan más “mis ventas han bajado 50% porque solo trabajo con efectivo y no hay”. Álvarez afirmó que las ganancias se quedan en las compra de las bolsas plásticas.

De igual manera, Alexis Mendoza, trabajador de un puesto, dijo “un saco de yuca vale 110 mil bolívares y hace dos meses costaba 45 mil, además que las ventas han bajado 20% por la falta de efectivo pero cuando los dueños están en el negocio aceptan transferencias”. En el puesto que trabaja Mendoza es el único que cuenta con la hoja de hallaca y el kilo tiene un costo de 10 mil bolívares.

Los comerciantes de verduras reiteraron que las ganancias de las mismas las están dejando en las bolsas plásticas. Un paquete de bolsas tiene un costo alrededor de 70 mil bolívares cuando hace dos meses costaba 5 mil bolívares. Al menos entre siete u ocho paquetes son lo que gastan diarios.

La cesta de cambur vale 115 mil bolívares lo que equivale vender un kilo de cambur en ocho mil bolívares para poder ver ganancia. Asimismo, expresaron que un saco de papa esta entre 480 mil y 600 mil bolívares y comprar un saco de papa es como jugar a la lotería no sabes si vienen buenas o malas.

Por otro lado, comentaron que un viaje de Mercabar para Carora a traer la mercancía tiene un costo de 500 mil bolívares por lo tanto hay comerciantes que prefieren comprarle la mercancía a los camiones que llegan hasta la ciudad y así ahorrarse el dinero de los viáticos.

Hay comerciantes que compran verduras diarias por lo tanto deben realizar ajustes diarios porque a la hora de comprar les varían el precio y tienen que adaptarse a ello.

Compruebe también

En está navidad el Niño Jesús aún no se ve en la calle

La crisis que se vive en Venezuela está acabando hasta con los sueños de los niños, quienes son …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.